Archivos para Mudras Categoría

    Maha Akasha Mudra

    Maha Mudra: facilita una comunicación amorosa indiscriminada con todo lo que nos rodea. Estimula y afina la percepción a través de los cinco sentidos.

    Padma Mudra

    Padma Mudra: este mudra acentúa la polaridad femenina y nos conecta con nuestros sentimientos. Así como la flor de loto surge del lodo, nos ayuda a elevar nuestra frecuencia emocional.

    Kunya Mudra el gesto del vacio

    Kunya Mudra: este mudra nos ayuda a recolectar nuestra energía individual, aumenta la sensibilidad y nos hace conscientes de los aspectos más sutiles de nuestro ser.

    Pranam Mudra

    Pranam Mudra: este es un gesto que nos ayuda a concentrar la mente y a interiorizarla, creando paz y calma interior. La tradición dice que meditando en este mudra podemos conectamos con todos los grandes maestros del pasado, los presentes y también los futuros. La actitud interna debe ser de reverencia y bienvenida a esta energía con la que queremos relacionarnos.

    La flor de loto

    Junte las manos frente al pecho de forma que sólo se toquen por su parle inferior y por la yema de los dedos (el capullo de la flor). Luego abra las manos, pero sin que los meñiques y los pulgares dejen de estar en contacto. Estire y separe los demás dedos lodo lo que pueda (la flor de loto). Después de respirar cuatro veces en forma natural, vuelva a cerrar las manos a la posición del capullo inicial. Repita varias veces, con conciencia y lentamente. Promueve la pureza del corazón. Estimula la bondad, el afecto, la comunicación, y todo tipo de apertura emocional positiva.

    Nos comunica con las energías más sutiles vinculadas a la Divinidad (sea cual sea la creencia de quien lo practica). Nos conecta con la virtud de dar, y como consecuencia terminamos recibiendo mucho más de lo que dimos. Practíquelo cuando se sienta solo, incomprendido, agotado y explotado. Visualice en su corazón un capullo de loto. Con cada inhalación profunda, la flor se abre un poco más, hasta que queda completamente abierta. Observamos cómo la flor recibe en su interior la luz del sol, además de dejarse llenar de calor, amor, felicidad y entusiasmo. Me abro a lo bueno que habita en todo ser humano. Me abro a la naturaleza. Me abro a lo Divino para ser obsequiado con abundancia.

    Kubera dios de la izquierda

    Kubera: realícelo con las dos manos. Junto la punta del pulgar, del dedo medio y del índice, al mismo tiempo que los otros dos dedos permanecen doblados en el centro de la mano. Puede practicarse en diferentes momentos, pero está especialmente indicado para quienes desean alcanzar objetivos concretos. Formule en su interior su deseo con toda claridad, pregúntese si eso es realmente bueno para usted o si favorecerá a su entorno. Luego, una los tres dedos, formule mentalmente tres veces su objetivo, presionando en cada oportunidad los dedos.

    Practique algunas semanas entre 1 y 2 veces por día. Inhale como si quisiera percibir el aroma de una flor, así se abrirán y limpiarán los senos frontales, eliminando la mucosidad. Imagine su objetivo, futuro o deseo especial a todo color, y genere una emoción como si ya lo hubiera hecho realidad. Hago todo lo que puedo, y el resto permito que me sea regalado.

    Mudras yoga

    Mudras yoga: Me acerco a las personas que me rodean con más decisión y seguridad. Siento una sana atracción por las pequeñas y grandes aventuras de la vida. Asumo los desafíos con ganas y alegría. La luz purificadora me atraviesa y quema todo aquello que me oprime y duele. Deseo la limpieza en mi cuerpo, el discernimiento en mi mente y la pureza en mi espíritu. La concentración es mi fuerza.

    Gesto sagrado del mudra

    Mudra: visualice una pared, un mosaico o una alfombra con diferentes tonos de rojo. Este color fortalece el corazón, y otorga franqueza y confianza. Imagine que usted es un árbol (si le resulta difícil, solo piense en uno que recuerde). Durante la inhalación sienta cómo fluye la fuerza al interior de las raíces, y cómo estas se ensanchan y alargan. Al exhalar, sienta cómo la fuerza fluye por el tronco y desde allí hasta la copa y aún más allá, hasta el cielo, en busca del sol. Observe cómo cuanto más se expanden las raíces, mayor vitalidad adquiere la copa. Primero imagine que cada vez que exhala el aire, de su cuerpo sale una nube oscura (un simbolo de la energía tóxica, de los dolores, y de todos los pensamientos y emociones negativos).

    Después de 20 ciclos respiratorios, preste atención a la inhalación e imagine que con cada una absorbe una luz que hace brillar todo su cuerpo. Progresivamente, permita que la nube que exhala se haga más y más clara. Ponga un objeto delante, a un metro de distancia (por ejemplo, una vela encendida, una fruta o una piedra). Mire el objeto sin parpadear tanto tiempo como pueda. Ahora cierre los ojos e intente visualizarlo. Deje pasar cada pensamiento que venga a su mente y que no esté relacionado con ese objeto. Mantenga la concentración todo el tiempo que pueda.

    Mudras

    Mudras: estimula la actividad cardíaca. Fortalece la musculatura del corazón. Distiende los bronquios. Otorga valor, confianza y una actitud abierta ante los demás. Aumenta la vitalidad. Reduce el cansancio y el nerviosismo. Mejora la vista, por eso además se usa para tratar lesiones oculares. Otorga perseverancia y capacidad de imponerse, valor para empezar un ciclo, y la fuerza para tolerar algo hasta el final. Alivia el reúma y la artrosis.

    Dado que estos problemas suelen ser crónicos, debería practicarse durante bastante tiempo. Cuando inhale, coloque la punta de la lengua en el paladar superior, y déjela caer cuando exhale. En un par de ciclos, mejorará su memoria. Le será útil si debe concentrarse en algo durante mucho tiempo, si necesita buenas ideas o desea retener lo que lee.

   
Todas los articulos publicados en http://acupuntura-china.net/ son extraidos de otras webs, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a acupunturachina.net@gmail.com y sera removida a la brevedad.