Archivos para Medicina tibetana Categoría

    La Rueda del Tiempo en mandalas tibetanos

    Los mandalas (diagramas simbólicos circulares) tibetanos son herramientas para que el meditador construya paulatinamente una realidad de sabiduría y compasión. Asimismo, en la práctica espiritual se presentan como una composición geométrica dentro de la cual residen las deidades del panteón budista. En la imagen vemos el célebre mándala Kalachakra o “Rueda del Tiempo”, que representa aspectos de la Mente Iluminada.

    Lamas tibetanos

    Se trata de recorrer los rumbos del Dharma, que para los budistas equivale a sendero o enseñanza de Buda: la verdad que puede conocerse. Todo los lamas tibetanos sostienen que la verdadera practica del Dharma, la verdadera meditación, es nunca dañar a los demás. Ella protege tanto la propia paz mental como la de los ottos. Ese es el Dharma real, una auténtica acción espiritual que trae beneficios al meditador y al mundo. Resulta importante tener en cuenta que la meditación no es una técnica. No es como hacer gimnasia para engrosar la masa muscular o estudiar computación para dominar códigos. Se trata de un proceso, de una trayectoria, donde la actitud del ser está basada en una postura espiritual y no física.

    Chogyam Trungpa y las tendencias variadas

    Las prácticas meditativas pueden resumirse en dos formas. Una, enfocada en el descubrimiento de la naturaleza de la existencia. Otra, basada en el concepto de un Ser “superior” externo hacia el cual se proyecta una personalidad inferior (mediante la devoción) para establecer contacto. El maestro Chogyam Trungpa explica que para el meditador tibetano no existe creencia alguna en algo inferior o superior, la idea de niveles diferentes o de estar en un plano subdesarrollado. Uno no se siente inferior, ni está tratando de alcanzar algo superior. Tampoco trata de retirarse del mundo: simplemente consiste en intentar ver lo que aparece en el aquí y ahora. Si bien la dinámica ofrecida por mándalas, asanas, mudras y mantras requieren un contacto específico con un maestro o instructor, pues en ello no es sensato improvisar, existe un estilo de meditación tibetana que puede practicarse sin necesidad de mentores. Se logra mediante la concentración en el acto de respirar, pues cada respiración es única, es una expresión del “ahora”.

    Meditación Tibetana

    El budismo, originario de la India, fue introducido hace doce siglos en el Tíbet por el maestro hindú Padma Sambava. La meditación tibetana se ciñe a la tradición compasiva iniciada 2.500 años atrás por el príncipe Sidarta Gautama (Buda). Asimismo, estimula a los seres conscientes a que se basen en sólidos principios éticos y que, durante su existencia tenería, se apliquen a la búsqueda de la verdad y el significado de la vida. Las enseñanzas budistas contienen una profunda comprensión de la mente humana y proponen múltiples disciplinas meditativas.

    Equilibrio del cuerpo

    Lo importante es señalar que esta afección nos produce dolor y diferencia de altura de los hombros. Además, puede modificar el nivel de las caderas y otros cambios importantes en la conformación física. De aquí la importancia, de realizar un buen examen clínico, ya en la niñez , para poder detectar estas transformaciones de la columna y tratarlas. Debemos recordar que las pequeñas cosas que no se corrigen en la infancia se transforman en los grandes dolores de la vida adulta. Si nos sentamos correctamente, realizamos una actividad física indicada, mantenemos una postura correcta y realizamos esfuerzos que no excedan nuestros límites, estaremos conservando un equilibrio del cuerpo.

    Medicina manual tibetana

    La medicina manual tibetana, nos enseña que la articulación de la rodilla es la única que tiene dos centros reflejos en la columna. Corrigiendo los desplazamientos, logramos la remisión del dolor de esta articulación en el 70 % de los casos. Con respecto al pie, cabe destacar el tratamiento de los arcos vencidos del pie (pie plano, juanete y esguince de tobillo). Corrigiendo biomecánicamente los arcos logramos impedir la progresión y la deformación del pie. Una patología que reviste gravedad y debe ser atendida es la escoliosis, es decir, la desviación lateral de la columna, ya sea con rotación o sin rotación vertebral. Las escoliosis idiopáticas son las que tienen antecedentes heredo familiares y las podemos dividir en la infancia, la adolescencia y del adulto.

   
Todas los articulos publicados en http://acupuntura-china.net/ son extraidos de otras webs, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a acupunturachina.net@gmail.com y sera removida a la brevedad.