Archivos para La India Categoría

    Sanas costumbres gracias a la India

    Cuando estuve en la India, en 1971, conocí a muchos yoguis hindúes, monjes budistas y lamas tibetanos. Y me impresionó la serena amabilidad, receptividad y disponibilidad de esos hombres y mujeres ante cualquier situación de la vida. Eran del tipo de personas con las cuales a mí generalmente me gusta estar, y que me provoca tristeza cuando debo despedirme. Todas tenían grandes diferencias en cuanto a creencias y antecedentes personales; lo único que compartían era la práctica de la meditación.

    Búsqueda espiritual en la India

    Volviendo a los temas generales, un tercer propósito por el cual se viaja a la India está asociado con la persona que ya está en algún sendero espiritual en particular, está vinculada con algún ashram (monasterio; centro de entrenamiento) en especial o Gurú en particular, y viaja para visitar sitios y personajes relacionados con su linaje espiritual.

    Cuando se está muy dedicado, muy entregado al propio linaje, la tendencia es no visitar otros ash-rams, templos o santos durante ese viaje en particular. Tal vez sea mejor así para ese aspirante. Pero indica que no entiende bien dónde está -¡en la India!- y cómo es la India y su cultura.
    Para comprender bien dónde conducen estas palabras e ideas, es necesario previamente tener cierto conocimiento de las tradiciones y escrituras de la India, como el Bha-gavad Gita, los Upánishads, los Yoga Sutras de Patanjali, etcétera. Lo fundamental de las tradiciones antiguas de la India es la ausencia de dogmatismo, pero, paradójicamente, la presencia de una lealtad total al propio Gurú (¡aún más lealtad y fidelidad que en un matrimonio!).

    Pero, vale repetir que se trata de cómo eran las tradiciones en ese período de la antigüedad. La esencia final de las enseñanzas de todos los yoguis (yogis) era igual. Por eso fue posible ser leal al Gurú de uno pero, a la vez, visitar y recibir consejos y bendiciones de otro, ya que no existían “negocios espirituales” ni, por lo tanto, competencia. Y esto era así porque los Gurúes creían, de verdad, en la ley del karma, de causa y efecto. Sabían muy bien que alguien tal vez se podía escapar de la ley municipal, pero… ¡no se podía escapar de la ley del karma!
    Finalmente, un buen consejo: mientras está en la India, conozca la India, y no únicamente el ashram de su Maestro. Esto siempre medido por las reglas del ashram donde es huésped, y por las particularidades del propósito de su viaje.

    La India antes y ahora

    Antes un viaje a la India costaba mucho más dinero, tiempo y paciencia. Estas circunstancias creaban una tendencia más favorable para alcanzar algo de valor y sustancia, paradójicamente. Ahora se puede llegar en un par de días por avión, hay agua mineral en botellas para tomar con tranquilidad, hay buenos hoteles con luz, teléfono, internet, inodoro y agua caliente. Antes parecía haber más yoguis (yogis) con más sabiduría para compartir, pero… ¿Dónde encontrarlos y cómo? Ahora el problema es inverso. Hoy día, cuadra por medio, en casi cualquier aldea de la India, se puede encontrar un gran “santo” de tanta “iluminación” que uno precisa gafas oscuras para soportar mirarle. Y, además, hay mucha publicidad para saber bien dónde y cuándo encontrarse con él… y no con ese otro santo de algunas cuadras más allá. Hoy día el problema es la discriminación. ¿Quién es quién?

    Si contempla viajar a la India, debe leer un poco sobre el tema para saber de qué se trata. Debe practicar seriamente un poco de meditación yoga para conocer su realidad por experiencia propia. Turismo, no. Y podría ser muy conveniente no viajar solo las primeras veces. Viaje con alguien que ya conozca la India un poco, y que ya tenga algunos contactos personales allí. Si va a la India para conocer algo más que el Taj Mahal y las cuevas de Ajanta, mejor evite los hoteles de cinco estrellas. ¿Para qué viajar al otro lado del planeta sólo para vivir igual que en un hotel cinco estrellas de Buenos Aires o Madrid o Santiago de Chile? No es simplemente cuestión de dinero. Un hombre dijo: “para conocer una cultura, primero conozca a su gente”. Y para conocer algo sustancial sobre la riqueza espiritual que brinda la India, este consejo es aun de más significancia. Como una buena esposa -o esposo-, Dios tampoco se encuentra tan fácilmente.

    La visita del Shankaracharya

    De cualquier manera, de todo esto han nacido muchos problemas interesantes e intrigantes para solucionar y reorganizar, asociados con esta nueva realidad. Central es cuestionar con una nueva actitud y orientación la naturaleza, significado e implicancia de los Vedas. En una palabra: ¡qué son los Vedas? Una anécdota puede poner fuertemente en relieve la importancia de esta cuestión. Existe una figura en la India (Bharata) que se llama Shankaracharya. Un Shankaracharya es muy semejante a nuestro concepto occidental de un Papa.

    Sólo que, en la India, hay cuatro Shankaracharyas tradicionales. En 1958, el mayor de ellos, asociado con la ciudad de Puri en la costa oriental, visitó los Estados Unidos durante tres meses, invitado por la organización del gran Maestro Paramahansa Yogananda. Fue un evento memorable porque fue la primera vez que saliera de la India uno de los Shankaracharyas. La mayor parte de sus actividades coasistió en intercambios culturales. Ofreció todo tipo de conferencias en universidades, iglesias, clubes, televisión, radio, diarios… un poco de todo. Por más información visite Reiki.

    Historia de la India

    Lo usual, cuando se habla académicamente sobre la historia de la India o Bharata es referirse a una invasión por una raza de nómades que entraron por el noroeste. Según los académicos, no se puede saber con seguridad de dónde vinieron los invasores, pero se asocia el nombre “Arya” con ellos. El consenso académico estableció que esta invasión ocurrió aproximadamente 1500 años antes de la Era Cristiana. Pero, en los últimos años, por estudios satelitales y arqueológicos, se ha descubierto que el río Saraswati se secó y desapareció 2000 años antes de Cristo. ¿Y quién sabe cuántos años antes de esa fecha tuvo este río la plenitud disfrutada por los aryas de la Epoca Védica? La tecnología moderna está abriendo muchas puertas nuevas y aclarando muchos errores del pasado.

   
Todas los articulos publicados en http://acupuntura-china.net/ son extraidos de otras webs, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a acupunturachina.net@gmail.com y sera removida a la brevedad.