Archivos para Bioflavonoides Categoría

    Una buena lista de salud

    Los bioflavonoides pueden hallarse en diferentes extractos. El de arándano, por ejemplo, contiene sustancias que ayudan a las várices, fortaleciendo la estructura de los capilares y venas con una gran lista de salud. Además, mejora la ceguera nocturna y diurna y combate la degeneración macular. El extracto de cingko biloba provee flavonoides que neutralizan los radicales libres, y el de cardo Mariano mejora la función hepática y protege al hígado de las toxinas ambientales.

    A su vez, el de crataegus disminuye la presión arterial por dilatación de los vasos sanguíneos y mejora la función cardiovascular en caso de enfermedad cardiaca congestiva. Además, reduce la angina de pecho.

    La vitamina C para los bioflavonoides

    Entre los amplios beneficios demostrados, los bioflavonoides permiten una mejor utilización de la vitamina C, fortalecen los capilares; además, protegen contra infecciones vírales, disminuyen las inflamaciones y protegen contra las cataratas diabéticas. Sin dudas el aspecto más interesante es su capacidad de actuar como antioxidante, evitando la formación de radicales libres típicas del envejecimiento prematuro y del estrés. Además, protege a las articulaciones evitando la aparición de artritis y enfermedades similares.

    Al igual que la vitamina C, reduce el proceso inflamatorio tras la formación de heridas y favorece la circulación sanguínea, mejorando el retorno venoso. Los bioflavonoides son pigmentos naturales presentes en los vegetales, que protegen del daño de oxidantes como los rayos ultravioletas, cuya acción aumenta en el verano. También combaten la polución ambiental y sus minerales tóxicos, como el plomo y el mercurio. Además, son ideales para contrarrestar los efectos nocivos de sustancias químicas presentes en los alimentos, como colorantes y conservantes.

    Potencia antioxidante Bioflavonoides

    Denominados vitamina P por su descubridor, el Dr. Alberto Stent-Gyorgyi, los bioflavonoides existen desde que existen las plantas, pero no fueron reconocidos hasta 1930, año en que el Dr.Stent-Gyorgyi aisló de la cascara del limón una sustancia, denominada citrina, que regulaba la permeabilidad de los capilares. Presentes usualmente en las mismas fuentes que la vitamina C, las sustancias englobadas dentro del concepto bioflavonoides incluyen la rutina, los flavones (hesperidina, eriodictina, narangina y naringenina), los flavones y los flanonoles. Estas sustancias fitoquímicas se encuentran en el té, en los vegetales y, sobre todo, en los cítricos.

    Los bioflavonoides no pertenecen a la familia de los nutrientes esenciales; es decir, no son sustancias indispensables en la alimentación diaria (como ocurre con las vitaminas). La razón es que no existen síntomas agudos de deficiencia cuando no forman parte de la dieta. Su rol es el de los nutrientes accesorios que potencian la acción como antioxidante de la vitamina C, y es posible que tengan otros efectos de potenciación. Un nutriente accesorio es una sustancia no considerada como esencial pero que puede ser necesaria para optimizar algunas funciones. Para más información visite Reiki.

   
Todas los articulos publicados en http://acupuntura-china.net/ son extraidos de otras webs, la mayoria enviadas por nuestros visitantes, si alguno viola los derechos de autor, nos lo puedes comunicar a acupunturachina.net@gmail.com y sera removida a la brevedad.